El origen pésimo de Freddy Krueger

Decepción es la palabra. Un clásico del terror ha sido vapuleado de tal manera que ahora no parece ni clásico ni terror.

Freddy no solo es un pederasta, y eso es lo de menos, sino que sus diálogos parecen sacados de una película porno bastante mala (“tu boca dice no… tu cuerpo dice sí…”). Los planos son obvios y típicos de las películas de terror, tan típicos que sabes lo que ocurrirá en todo momento.

Los efectos especiales son aceptables, nada que no se pueda ver en cualquier película mediocre del siglo XXI. Las interpretaciones, digamos que son correctas, pero el guión es tan malo que nadie se cree a los personajes. Es una película de miedo que no asusta a nadie, las tensiones son previsibles y los supuestos momentos álgidos solo provocan risas y bostezos.

Definitivamente, nefasta en todos los sentidos, nada recomendable.

Anuncios

4 comentarios en “El origen pésimo de Freddy Krueger

  1. Po-lo que parece, non foron suficientes as clases de interpretación que Robert Englund lle deu ó novo Freddy. Non sabía por qué, pero esperábame unha cousa así. Adiante, Hollywood, vos podedes roubarme tódo-los mitos da miña adolescencia!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s