Siempre a mi lado… ¡espero que no!

Este va a ser un rugido en toda regla. Primero porque voy a ser breve y segundo porque voy a dirigir mi furia hacia este nuevo pinito de Zac Efron.

Para los que tengáis la fortuna de no saber quién es el actor y tengáis curiosidad os remito a la wikipedia, no merece buscar más.

La película en cuestión hace aguas por todas partes, ni siquiera es buena como película sensiblera del montón. Relamida hasta la méluda, relata el drama de Charlie St. Cloud (Zac Efron) que pierde a su hermano pequeño y que saldrá adelante gracias al amor. La historia incluye además las visiones del chaval en un cementerio en el que también dará rienda suelta a la pasión para perplejidad de los espectadores.

Ni el guión, ni la interpretación, ni la adaptación de una novela tan empalagosa, ni el vestuario o el maquillaje del siempre repeinado protagonista. Todo hace aguas. ¡Nada recomendable!

Si pese a todo quieres ver el trailer: aquí está.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s