El guión no lo es todo

Muchas veces escucho que una película es buena porque cuenta una historia interesante, o muy divertida o simplemente original. En esos casos mi opinión suele ser que la película es entretenida, o que a mí me ha gustado. Porque en la mayoría de ocasiones lo interesante, divertido u original depende de nuestra subjetividad.

A un espectador puede parecerle tremendamente tronchante una película de tortas en los huevos y chistes escatológicos y a otro parecerle deleznable, para gustos colores. Una persona puede encontrar profundamente interesante una película de 007 y dormirse con otra que sea más profunda. Y la originalidad depende mucho de todo lo que se haya visto con anterioridad, por ejemplo, Ladykillers 2004 te puede parecer muy original si no conoces la auténtica: Ladykillers 1955.

Por eso, en esos casos no se puede hablar de “buenas películas”. El guión no lo es todo, y es muchas veces, lo más subjetivo de una película y lo más complicado de evaluar. Por eso, para calificar de buena a una película debemos procurar tener en cuenta otros elementos como la puesta en escena, las actuaciones, la fotografía, la banda sonora, el montaje, el vestuario, los encuadres…

Por último, un guión no es solo la historia. Es también la estructura, los personajes, sus diálogos y el tratamiento que reciben el tema principal y los secundarios. Así que cuidado, antes de precipitaros a decir: “Acabo de ver una película buenísima…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s