El nacimiento de una nación (1915) David W. Griffith

El nacimiento de una nación (1915) dirigida por David W. Griffith es, por su técnica, una de las películas más famosas de la época del cine mudo y también una de las más polémicas por promover la supremacía de la raza blanca y describir el supuesto heroísmo del Ku Klux Klan.

Una temática polémica

Cuando el film se estrenó, hubo disturbios en Boston, Filadelfia y otras ciudades importantes. Chicago, Denver, Kansas City, Minneapolis, Pittsburgh y St. Louis cancelaron el estreno. El carácter incendiario de la película incitó a pandillas de blancos a atacar a la gente de raza negra.

La película fue acusada de racismo, pues en el desenlace unas mujeres, secuestradas por un hombre de raza negra, eran salvadas in extremis por el Ku Klux Klan. Por ello, al director le fue muy difícil encontrar actores y extras negros que se prestasen al rodaje, y tuvo que caracterizar a actores blancos con la piel maquillada en negro.

Una técnica impecable

Se considera un hito de la historia del cine porque David W. Griffith reúne y sistematiza todos los recursos narrativos que había ido desarrollando el cine hasta ese momento (1915). Y deja establecido un modelo de cine que se perpetuaría hasta la actualidad.

La forma en que se establece el salto de eje, el uso de los primeros planos, la alternancia entre planos generales que permiten que el espectador comprenda y organice mentalmente el espacio donde transcurre la acción y planos cortos donde se aprecia el detalle constituyen la base del modelo.

Es famosa la escena del asesinato de Lincoln, estudiada en numerosos manuales de cine. Una escena que reúne todas las características del cine clásico de Hollywood que tendría su auge décadas después. No se puede negar, pese a la desafortunada historia racista de trasfondo, que Griffith supuso un enorme avance en el cine en sus tan solo 20 años de historia hasta entonces.

Con El nacimiento de una nación y con los cientos de cortos que había rodado con anterioridad en pocos años, Griffith consiguió evolucionar la técnica narrativa del cine y educar a los espectadores en ella.

Hasta entonces era común que la audiencia creyese que cuando la cámara pasaba de un plano general a un primer plano de un personaje lo que ocurría era que el personaje había aumentado de tamaño. Tampoco se entendían los cambios de escenario ni eran capaces de entrelazar los planos para seguir la narración.

Esto es normal teniendo en cuenta que lo más parecido al cine que conocían era el teatro, que cuenta con un único plano general en el que el espectador es testigo de todo y decide en qué fijar su vista. En el cine, el espectador ha de ser dirigido. Algo que Griffith consiguió magistralmente, pese al racismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s